domingo, 1 de noviembre de 2009

Día de los difuntos en Peru

Fue Gregorio IV quien instituyo el Día de los Difuntos, denominado también “Finados”, se remonta al siglo XVI, cuando los indígenas recordaban a los muertos con algunas prácticas sociales y religiosas. Con la llegada de los españoles la celebración de difuntos se trasladó al 2 de noviembre, según el calendario religioso. Los fieles asisten a la Misa no solo a rezar por los difuntos, sino también para ganar indulgencias. Esta celebración se une al primero de noviembre, Día de todos los Santos. Es una celebración de contenido social y religioso que invita a la reflexión y recordación de los difuntos, cuya peregrinación a los cementerios es demostración intensa de amor a los muertos que dejaron su vitalidad e historia en las familias y en la sociedad. En muchos pueblos de Latinoamérica las costumbres varían y los ritos ancestrales prevalecen expresándose con rigor místico y costumbrista. En Ecuador por ejemplo se acostumbra hacer la colada morada y las guaguas de pan, comida típica de esta temporada. Para muchos es una celebración prehispánica; para otros, hispánica y algunos casos se dice que es el claro ejemplo del sincretismo religioso. En el período prehispánico los difuntos ocupaban un lugar importante en las creencias de los grupos humanos, las investigaciones arqueológicas han demostrado que nuestros antepasados creían en el más allá y que establecieron una posible relación entre las personas y los seres del 'otro mundo'. En la época de la Audiencia de Quito se introduce un nuevo elemento en torno a los difuntos: la teología Católica, lo que da como resultado una mezcla de lo prehispánico, con lo hispánico, de ahí que nuestra celebración del día de los difuntos tenga rasgos culturales compartidos. La iglesia Católica en su afán de guiar hacia la salvación a los fieles, introdujo en el calendario litúrgico un día específico para dedicarlo a rezar por las almas del purgatorio. Este día es el dos de noviembre. Tomado de la Revista Terra Incognita Vol. 1 No.5

1 comentario:

  1. Interesante artículo. Te animo a leer el mío sobre el mismo tema.

    ResponderEliminar